QUE ES LA TRANSFORMACION DIGITAL – Parte III

La mayoría de los directores ejecutivos reconocen el poder de la transformación digital  y por supuesto que desean las ganancias de EBITDA del 20% al 30% que sus competidores internacionales  están acumulando mediante el uso de plataformas de analítica avanzada (Big Data) sobre lagos de datos con información de marketing, cadena de suministro, Manufactura e I + D (Boston Consulting  Group, May, 2017)

Cuando las reglas de negocios se reescriben trimestralmente, las empresas necesitan un enfoque de transformación que sea ágil, centrado en los resultados y manejable.

Así que para empezar a navegar en su propio proyecto de Transformación Digital, recomiendo empezar con algunas preguntas, un tanto diferentes a las clásicas de “Que tecnología debo usar?”, “Que conocimientos requiere nuestro personal?” “Cuanto presupuesto debo reservar para el proyecto?”.

Algunos aspectos clave que debemos alinear antes de iniciar la planificación de nuestro proyecto de Transformación Digital, son: Innovación, Tecnología y Organización (liderazgo, gobierno, personal). Iniciemos la revisión de estos conceptos y cómo incorporarlos en nuestro modelo de Transformación Digital.

INNOVACIÓN

Las buenas ideas pueden provenir de cualquier departamento de la empresa pero sentarse a esperar que se ilumine el “bombillo creativo” de alguno de nuestros empleados no luce como una estrategia correcta.

Por el contrario, darle estructura y un canal de comunicaciones permanente a todas las ideas y crear un ecosistema de experimentación donde se valoren los resultados por impacto y una adopción sistemática de los  experimentos, factibles de amplificación a nivel organizacional, es una mejor propuesta para crear el ambiente correcto capaz de llevarnos a nuevos espacios de mercados.

Veamos dos de los modelos de mayor difusión para crear Innovación en las empresas:

La estrategia del Océano Azul

La Transformación Digital significa hacer innovación de valor como lo expone el libro “La Estrategia del Océano Azul” (Mauborgne&Kim, Blue Ocean Strategy, HBR, 2005) creando productos y servicios con alto nivel de diferenciación y optimización de costos para mercados repensados en profundidad.

Los autores proponen un esquema de cuatro acciones para alcanzar esta innovación en valor. En primer lugar instan a enfocarse en la perspectiva global, analizando las variables de la industria y cómo ejecuta su empresa en cada una de ellas, explorando industrias alternativas  y modelos de benchmarking.

Otras acciones consisten en ver más allá de la demanda existente, analizando los “no clientes” y cuáles son los “motivadores” (drivers) que los llevan a no consumir los productos de la industria y/o a dejar de hacerlo. El último tramo es la implementación y ejecución de la estrategia, con una visión de operatividad.

Este modelo de innovación, plantea una metodología potente para diseñar mercados y modelos de negocios creando Océanos Azules donde la competencia no ha llegado o tiene muy poco impacto. En este, se combinan el análisis de variables de industria, procesos, clientes y finanzas mediante herramientas tecnológicas de Big Data para el análisis de tendencias y predicción de comportamiento de mercados.

El Modelo Design Thinking 

Otro modelo de innovación, de más reciente data (2008), es “Design Thinking”  el cual puede ser traducido  como “Pensamiento de Diseño” o “Pensar en la forma en la que piensan los diseñadores”, se centra en  generar ideas innovadoras que basan su eficacia en entender y dar solución a las necesidades reales de los usuarios.

Este modelo de Innovación, según Tim Brown – CEO de IDEO-“Es una disciplina que usa la sensibilidad y métodos de los diseñadores para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente factible y con lo que una estrategia viable de negocios puede convertir en valor para el cliente, así como en una gran oportunidad para el mercado”.

El pensamiento basal de este modelo de innovación, desarrollado en la Universidad de Stanford, es  un interesante adagio: “los innovadores no piensan fuera de la caja, ellos recrean la caja”.

El modelo de Innovación de Design Thinking está siendo adoptado para desarrollar  desde metodologías de proyectos de Big Data hasta productos y servicios de alto impacto para nuevos mercados. Una potente herramienta conceptual que no debe ser descartada por las empresas que desean llevar adelante proyectos de Transformación Digital.

Revisaremos los aspectos de  Tecnología y Organización en las próximas entregas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Notice: Array to string conversion in /homepages/43/d724508803/htdocs/asesoriaseo/black/wp-content/themes/generatepress/single.php on line 68